En el post de hoy te voy a guiar en una visualización para conectar con la Paz y el Amor que tú eres y expandirlo desde ti a todo el Universo.

También te ayudará a:

  • calmar la respiración
  • relajarte,
  • conciliar el sueño,
  • mejorar tu estado de ánimo,
  • etc.

Preparación

Elige un momento del día y un lugar tranquilo en los que sepas que no te van a molestar. Para que calcules el tiempo, el audio que te he preparado dura 11 minutos escasos.

En esta ocasión, te recomiendo tumbarte para realizar la práctica, ya que así podrás abandonar el peso del cuerpo hacia la Tierra y llevar la atención única y exclusivamente en la visualización. Estírate sobre una alfombra, sofá, cama… lo que te apetezca. Ojo, eso sí, con dormirte…

El objetivo de la práctica es conectar con la Paz y el Amor y expandirlo.

No obstante, si te sirve, también puedes utilizarlo para dormir o relajarte en cualquier otro momento.

Es posible que la temperatura de tu cuerpo descienda a medida que profundizas en la visualización, por lo que puede ser buena idea cubrirse con una mantita, ponerte calcetines… En fin, lo que tú elijas para estar confortable y que la temperatura no sea una distracción.

Si haces la práctica siguiendo el audio, no necesitarás música de fondo porque ya está incluida. Por cierto, es música relajante sin copyrigth que puedes encontrar en youtube.

Vamos allá:

Conectar

Túmbate boca arriba con las piernas abiertas en el ancho de las caderas… deja los brazos a los lados del cuerpo… palmas de las manos hacia arriba…

Alarga la nuca… y lleva la atención hacia el abdomen… hacia el centro de tu cuerpo…

Visualiza cómo se enciende una pequeña llama en este espacio… en el centro de tu abdomen…

Una llama que irradia luz blanca de Paz y Amor a su alrededor… Luz blanca de Paz y Amor que se va agrandando poco a poco y va llenando todo el centro de tu abdomen… Luz blanca de Paz y Amor que sigue creciendo y comienza a expandirse llenando todo tu cuerpo… todo tu interior… piernas… pecho… brazos… cabeza…

Expandir

Luz blanca de Paz y Amor que llena todo tu cuerpo y continúa expandiéndose a través de tu piel… Poco a poco va llenando la sala en la que estás… y continúa expandiéndose más allá… saliendo del lugar en el que estás y llegando hasta tus Seres Queridos… Luz blanca de Paz y Amor que inunda a tus Seres Queridos… y continúa expandiéndose hacia otras personas que quizás no conoces

Luz blanca de Paz y Amor que ilumina todo lo que toca y va llenando las calles, los parques… los árboles… los animales… Todo el espacio y los Seres van llenándose de luz blanca de Paz y Amor… Tu ciudad… tu país… el continente que habitas… Luz blanca de Paz y Amor que se expande hacia otros países… otros continentes… a través de los mares y los cielos

Luz blanca que llena la Tierra y se expande hacia otros planetas… llenando la Galaxia…y continúa expandiéndose hacia otras Galaxias

Luz blanca de Paz y Amor Infinita…

Recoger

… Y poco a poco, esa luz blanca de Paz y Amor comienza a recogerse sobre sí misma… llegando hasta nuestra Galaxia… los planetas… la Tierra

Luz blanca de Paz y Amor que se va recogiendo a través de los mares hacia los continentes… hacia los países… hacia la ciudad en la que estás…

Luz blanca de Paz y Amor que entra en el edificio en el que te encuentras, y sigue recogiéndose hasta la sala en la que estás…

Luz blanca de Paz y Amor que se reúne en torno a tu cuerpo, envolviéndote… y poco a poco se filtra por los poros de tu piel y va recogiéndose hacia tu abdomen

Luz blanca de Paz y Amor que emana de la pequeña llama encendida en tu interior… Luz blanca de Paz y Amor…

La Paz y el Amor que tú eres… y que puedes sentir y expandir cada vez que te apetezca…

Para terminar

Si te apetece, puedes llevar las manos hacia el abdomen… hacia ese lugar en el que está tu llama encendida… Permanece ahí unos instantes…

Toma una respiración profunda y comienza a mover los dedos de los pies, dedos de las manos… Escucha a tu cuerpo y dale todos los movimientos suaves y lentos que te pida… Ve tomando consciencia del lugar en el que te encuentras… del momento del día que es… y, cuando lo sientas, te incorporas…

Namaste

Otros artículos que pueden interesarte

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *